Cómo gestionar los recibos de luz a nombre de una persona fallecida

Perder a un ser querido es una experiencia profundamente dolorosa que conlleva múltiples aspectos a considerar, incluyendo la gestión de asuntos legales y administrativos. Entre las responsabilidades que pueden surgir al fallecer un familiar, se encuentra la gestión de los recibos de luz que estén a su nombre. En este artículo, exploraremos paso a paso cómo gestionar de manera adecuada los recibos de luz a nombre de una persona fallecida para evitar complicaciones innecesarias.

Quizás también te interese:  Herencia sin descendientes ni ascendientes en el matrimonio

¿Qué se debe hacer al fallecer una persona titular de los recibos de luz?

Notificar a la compañía suministradora de electricidad


Cuando una persona fallece y era la titular de los recibos de luz, es crucial informar de su fallecimiento a la compañía suministradora lo antes posible. Esto permitirá iniciar el proceso de cambio de titularidad y evitar posibles problemas futuros.

Quizás también te interese:  Normativa para Cuartos de Contadores de Agua

Obtener la documentación necesaria

Para gestionar los recibos de luz a nombre de la persona fallecida, será necesario reunir cierta documentación específica. ¿Cuáles son los documentos que se necesitan?